En la mano de un artista no puede faltar un dedo

En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. Fotogrtafía de un dibujo infantil grabado sobre una uña.
Serie: En  la mano de un artista no puede faltar un dedo 2003. Grabado sobre uñas.

En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. (Proyecto LORM). Con Daniel Rivero.

“En  la mano de un artista no puede faltar un dedo” sería otra edición de este proyecto familiar. Trabajaremos  con otra parte  importante de nuestro cuerpo. Las manos, uno de los elementos más responsables e imprescindible que intervienen en la materialización del pensamiento artístico.

Es la pequeña fábrica donde se elabora el producto, el lugar por donde fluye el arte desde el cuerpo para convertirse en un suceso público. Así como “…en la mano de un artista no puede faltar un dedo…”, los dibujos de Laura en nuestras uñas denotan también esa relación visceral que nos une a ella y al arte.

Las uñas, en este caso han sido nuestro centro de atención; éstas crecen al igual que el cabello, al igual que un hijo, y son la parte protectora y final de los dedos, y también la parte inicial (o final) del contacto de nuestro cuerpo con el mundo.

Como la sangre en los dos proyectos anteriores, la uña pasa a integrarse como material y soporte de nuestra obra. Son en este caso reproducciones en miniatura de los dibujos de Laura. Sus imágenes quedarán grabadas sobre este material, aportando contenidos que se trenzan sin que logremos a veces desentrañar totalmente o desarticular sus significados.

Se busca en este caso que el público experimente ese “no  desentrañarse” de las relaciones que proponemos.

La uña una vez grabada, fotografiada y crecida será mutilada para exhibirla como fragmento de vida junto a las imágenes fotográficas de los dedos. Como el hijo, como la obra de arte, la uña crece y se desprende de nosotros, así como que cada pieza surgida de nosotros es como un nuevo hijo. Mucho más si en ellas hemos usado materiales de nuestro propio cuerpo.

Cada obra nacida bajo el proyecto L.O.R.M llevará una parte verdadera de ambos artistas. Es por eso que cada uña grabada será cortada y expuesta como documento físico y acción de reposo.

El conjunto incluye veinte imágenes fotográficas, o sea una fotografía por dedo, y veinte uñas cortadas como pequeñas obras. Se prevé además la inclusión de una selección de trabajos de las series “L.O.R.M.” y “Apuntes privados” para generar una visión más integral de lo que estamos proponiendo.

Yalili Mora.

Daniel Rivero.

“En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. Fotografía de un dibujo infantil grabado sobre la uña
Serie: En  la mano de un artista no puede faltar un dedo 2003. Grabado sobre uñas.
En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. Fotogrtafía de un dibujo infantil grabado sobre una uña.
Serie: En  la mano de un artista no puede faltar un dedo 2003. Grabado sobre uñas.
En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. Fotogrtafía de un dibujo infantil grabado sobre una uña.
Serie: En  la mano de un artista no puede faltar un dedo 2003. Grabado sobre uñas.
En  la mano de un artista no puede faltar un dedo. Fotogrtafía de un dibujo infantil grabado sobre una uña.
Serie: En  la mano de un artista no puede faltar un dedo 2003. Grabado sobre uñas.